Preguntas frecuentes

01

¿CUÁNDO DEBO REVISAR MI REGULADOR?

Los fabricantes de equipos de buceo aconsejan que los reguladores sean revisados

Cada año o 50 inmersiones si esto último se alcanza antes de cumplirse un año.

Siendo esta condición, en algunos casos, requisito necesario para mantener al garantía de la marca.

Evidentemente, también cuando se produce una avería, aunque es muy difícil que esto ocurra si se cumple con las revisiones periódicas.

La no utilización de un regulador por largo tiempo, tampoco es garantía absoluta de su correcto funcionamiento futuro, ya que las juntas tóricas que garantizan  la estanqueidad de sus mecanismos, también sufren deterioro aunque no se usen.

02

¿EN QUE CONSISTE LA REVISIÓN DE UN REGULADOR?

 

Con relativa frecuencia, nos llegan equipos averiados y en un estado de mantenimiento bastante deplorable, cuyos propietarios nos indican  que fue “revisado” hace poco tiempo.

Cuando se les pregunta en qué consistió la revisión, si les dieron un certificado  de los trabajos realizados, si les entregaron los kits originales con todas las piezas cambiadas, etc. la respuesta sueles ser: no, no estoy seguro…

Indagando algo más, se averigua a veces que la supuesta revisión consistió en montar el regulador en una botella, comprobado que no había fugas y pararlas en caso de que existiera alguna.

En otros casos, quizá aún más graves, el regulador había sido desmontado y vuelto a montar (no siempre correctamente) sin cambiar ninguna de las juntas y piezas que la marca indica. A menudo, el montaje no es del todo correcto, o se detectan piezas marcadas y deterioradas por no haber utilizado el instrumental adecuado.Por no hablar del “bricolaje” de algún “autodidacta” que intenta adaptar piezas de un modelo para otro diferente e incluso  “fabricarlas" él mismo.

03

¿CÚALES SON LOS PASOS DE UNA REVISIÓN?

 

  • Desmontaje total de la unidad, primera y segunda etapa más octopus.

  • Limpieza adecuada de todas sus piezas.

  • Sustitución de todas las juntas y otros componentes que el fabricante indica para cada modelo y que suministra en los kits oficiales de mantenimiento de cada marca.

  • Lubricación donde se precise, prestando la atención especial a los equipos que vayan a utilizarse con altas concentraciones de O2

  • Montaje y regulación correcta de primera y segundas etapas.

  • Habitualmente se considera también parte de la revisión, el mantenimiento del manómetro y el hinchador de baja presión del chaleco.

04

¿ A QUIÉN PUEDO CONFIAR LA REVISIÓN DE MI EQUIPO?

 

Sólo los técnicos formados por las marcas de material de inmersión en los cursos y seminarios que organizan periódicamente, están autorizados por estas para realizar tal tarea. Tras el curso inicial, deben asistir también obligatoriamente a actualizaciones periódicas.

Los fabricantes ponen a disposición de estos técnicos los recambios originales, herramientas especiales,  despieces y manuales que les permitan realizar su trabajo con la solvencia que se debe exigir a quien maneja equipos de “soporte vital”  de cuyo funcionamiento depende la integridad física del usuario.

05

¿QUÉ  CARACTERÍSTICAS DEBO BUSCAR AL COMPRAR UN REGULADOR DE BUCEO?

 

Debemos partir de la base de  que un regulador de pistón simple, los de gama más baja de cada marca, es suficiente para una actividad normal de buceo recreativo, de hecho son los que más abundan en los equipos de alquiler de de los Centros de Buceo.

Más económicos, robustos y de fácil mantenimiento por lo que sus revisiones son más baratas.

No obstante, su sencillo diseño hace que sus prestaciones en determinadas situaciones en las que se combinan profundidad y esfuerzo físico, sean menores que los de gama más alta (compensados, ya sean de pistón o de membrana).

Así mismo, con muy poca presión en la botella, el esfuerzo respiratorio aumenta gradualmente.

Todo ello hace que la mayoría de los buceadores elijan a la hora de adquirir su propio regulador, un modelo compensado de gama media o alta.

Como cualquier aparato que requiera mantenimiento, y pueda necesitar reparaciones, es vital a la hora de elegirlo asegurarse de que su marca es fiable a esos efectos.

 Es decir,  de que no solo es capaz de fabricar y vender el producto, sino de asegurar una respuesta adecuada a los fallos en garantía y una provisión indefinida en el tiempo de recambios, así como del servicio  técnico correspondiente.

06

¿CÓMO PUEDO SABER QUÉ TIPO DE REGULADOR TENGO?

 

Con más frecuencia de lo que sería deseable, encontramos buceadores que no saben qué tipo de regulador tienen, a veces ni siquiera conocen la marca.

Lo segundo es fácil de averiguar, simplemente mirando el regulador, lo  primero puede ser más complicado si no conservamos las instrucciones del fabricante y si además es un modelo ya descatalogado.

Estas normas básicas nos ayudarán a averiguarlo:

1ª Etapa pistón simple:

Montaje horizontal sobre el grifo, agujeros en la parte opuesta a la conexión, que permiten la entrada de agua a esa parte del mecanismo (muelle)

 

 

 

 

 

 

 

1º Etapa Pistón compensado:

Montaje vertical sobre el grifo, normalmente las salidas de baja presión están situadas en una “torreta giratoria” en la parte superior para añadir comodidad.

Las salidas de alta presión (normalmente 2) están situadas en la parte inferior y en el centro los agujeros que permiten la entrada de agua al mecanismo, (muelle).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1º Etapa membrana compensada:

Montaje horizontal o vertical, este último con o sin torreta giratoria.

En la parte opuesta a la conexión para los de montaje horizontal y en la superior para los verticales, podemos ver el muelle, que está en contacto con el agua.

Atención porque en los modelos dotados de “protección medioambiental y térmica”, sólo veremos una membrana.

 

 

 

 

 

 

 

 

2ª Etapa simple:

La caja no lleva ningún tipo de mando, únicamente en algunos modelos, una palanca situada en el lateral izquierdo, o en la parte superior central, permite accionar un deflector de caudal, indicando las posiciones: “dive” y “pre dive”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2ª Etapa compensada:

Además del citado deflector, encontraremos en la parte izquierda un mando, que permite ajustar el caudal. En algunos casos este ajuste no es accesible al usuario y debe ser hecho en el servicio técnico, y en otros sí que puede ajustarse manualmente, aunque la recomendación general es llevarlo siempre abierto al máximo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

07

¿CONEXIÓN DE ESTRIBO O DIN?

 

Pregunta que frecuentemente nos hacemos al ir a elgir un regulador.

La conexión de estribo es la mas frecuente en gran parte del mundo.

El sistema DIN  (normas industriales alemanas), es aquel en el que la primera etapa va enroscada dentro de la grifería, es decir, en el lugar donde se aloja el núcleo, el sistema DIN trae su propia junta tórica.

Las griferías se convierten de estribo a DIN desenroscando el núcleo (pieza en la que van alojadas las juntas tóricas de la grifería).

El sistema internacional o estribo es aquel que se acopla por fuera del grifo a modo de estribo, al mantenerse el núcleo, el estribo actúa sobre la propia junta de este.

 

¿Cuál debería elegir?

En un principio los dos son seguros, pero quizás el DIN destaque en algunas cosas por encima del estribo, ya que el DIN aguanta presiones de 232 ATM y de 300 ATM  (se diferencian en la longitud de rosca) mientras que el estribo solo aguanta 232 ATM, ¡pero cuidado! Para trabajar a 300 ATM  la grifería y la botella tienen que estar preparadas para esa presión.

Otro dato importante es que el DIN al no tener el pomo de apriete a la grifería , corre menos peligro de enredarse con sedales o redes.

Todas estas características le convierten en el sistema preferido, por no decir el único posible, para los buceadores técnicos

El DIN también tiene la ventaja de que tu controlas el estado de la junta tórica.

Destaca en algunas cosas, lo cual no quiere decir que el estribo sea peor, es tan seguro en su funcionamiento como el DIN, ya que solo cambia el acople a la botella, pero no el funcionamiento de la primera etapa. Existen en el mercado adaptadores de DIN a estribo, su coste es de unos 30€. Y también pueden convertirse en DIN muchos reguladores de estribo montando el kit correspondiente.

La elección de uno u otro sistema dependerá pués de nuestro gustos y necesidades, pero aunque el estribo está aún más extendido, cada vez encontramos más reguladores DIN.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONEXIÓN DIN               CONVERSOR ESTRIBO        ADAPTADOR DIN A 

                                     A DIN                               ESTRIBO

                                                                                                               

                                                                                                                 CONEXIÓN  ESTRIBO