Proceso de revisión de un regulador de buceo


Con frecuencia llegan a nuestro taller, propietarios de reguladores, que solicitan una revisión de sus equipos convencidos de que esta consiste solamente en comprobar que funcionan, y hacer algún pequeño ajuste en caso necesario.

A veces, incluso reguladores averiados y nunca revisados de los que su dueño pretende que se solucione el problema puntual sin tocar el resto del aparato.

Idea errónea, que en ocasiones tiene su origen en la “solución” que le dieron al usuario en alguna tienda o centro con alguna pequeña reparación o ajuste provisional, para salir del paso durante unos días de buceo.

Estas pequeñas intervenciones, no siempre “afortunadas “ni realizadas por personal formado para ello por las marcas, y cuyos “entuertos” nos toca deshacer con cierta frecuencia, poco tienen que ver con una revisión/reparación seria y profesional.

Con el fin de aclarar ideas al respecto a quienes aún tengan dudas, vamos a ir publicando regularmente alguna serie de fotos sobre los pasos de una auténtica revisión de diversos tipos y modelos de regulador, primeras y segundas etapas.

Por supuesto que no es nuestra intención dar ningún “curso” técnico, más bien al contrario concienciar de la complejidad de estas operaciones, de las que va a depender una parte importante de nuestra seguridad en la inmersión.


Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now